Amalia Granata: qué puede pasar en la Legislatura de Santa Fe

Después de la denuncia por supuesto «abuso sexual infantil» en su contra.La Constitución provincial es muy severa para los casos de legisladores con acusaciones penales. Si la denuncia se presenta en un Juzgado, su situación podría ser «muy complicada».

En los próximos días, la denuncia por “abuso sexual infantil” contra la diputada electa Amalia Granata y su ex pareja, Ricardo Biasotti, podría superar el ámbito de lo mediático y concretarse a nivel judicial. La noticia se hizo viral en apenas 24 horas y generó expectativa en la Legislatura de Santa Fe, a la que Granata debería incorporarse el 10 de diciembre próximo. Fuentes de la Cámara de Diputados de la provincia, consultadas por Página/12, aseguraron que por ahora “no hay ninguna presentación formal contra Granata”. De todos modos, advirtieron que de efectivizarse la denuncia, a nivel judicial o ante el cuerpo legislativo, la situación podría ser “muy complicada” para la legisladora electa.

Fuentes legislativas recordaron que la Constitución provincial “es mucha más dura” que la que rige a nivel nacional. En ese sentido, se recordó que “existen antecedentes de diputados que fueron expulsados del cuerpo legislativo por la simple imputación, a diferencia de lo que se estipula en la Constitución Nacional, que permite al imputado seguir ejerciendo su labor parlamentaria hasta que se llegue a una condena”.

Mientras tanto, Juan Pablo Fioribello, abogado y pareja de Andrea del Boca, ratificó que Anna Chiara, la hija de la actriz y de Biasotti, presentará una denuncia judicial contra su padre y contra la legisladora electa, bajo la acusación de “abuso sexual infantil”. Como se dijo, la imputación es porque, según dijo Chiara, su padre y Granata, su ex pareja, la obligaban a acortarse desnuda junto con ellos dos, también desprovistos de ropa, para mirar películas pornográficas desde la cama. Los hechos habrían ocurrido cuando la joven, que hoy tiene 18 años, tenía entre 4 y 6 años.

A nivel mediático, Granata fue criticada por Enrique Torres, cuñado de Andrea del Boca y tío de Chiara, que salió a criticarla por sus recientes declaraciones en defensa de Biasotti. «Señora diputada electa: a principios de año recuerdo haberla mencionado, sorprendido, por su actitud de atacar a una mujer. La víctima era Anna, mi sobrina”. Torres le recordó a Granata: “A usted le molestó que una mujer joven e inteligente contara su verdad”, en referencia a las denuncias por abuso infantil.

“La acusó a ella (a Chiara) de mentir y acusó a su madre de manipular a ‘la nena’ lavándole el cerebro; incluso deslizó que, como en la familia había gente que escribía, le habían preparado un guion que ‘la nena’ se había memorizado».

El cuñado de Andrea del Boca aseguró que lo dicho por Granata “fue lamentable” porque habló “de lo que vivió una niña, como si usted hubiese sido testigo de cada noche que ella pasó con su padre”. Señaló que lo sucedido “lo sabe muy bien su amigo (por Biasotti) y desgraciadamente, lo recuerda muy bien mi sobrina”.

“Lo que usted dice es un disparate. Mi sobrina no tiene nada que ver” con el juicio que Biasotti inició hace 14 años contra Andrea del Boca y su madre, Ana María Castro por “daños y perjuicios”. El tío de Chiara le preguntó a Granata: «¿Por qué la mete a Anna como moneda de cambio? ¿Acaso tiene miedo que ella hable de usted? ¿O es su amigo quien tiene miedo de que Anna hable?”.

Biasotti y Granata fueron pareja en los años en los que se habrían producido los hechos de abuso sexual infantil. De acuerdo con lo que se supo esta semana, las sospecha sobre los abusos viene desde hace años y eso habría sido lo que motivó el alejamiento que existe entre Chiara y su padre. El abogado Juan Pablo Fioribello aseguró que los hechos que denunciará la hija de Andrea del Boca “son aberrantes”. Además de la denuncia de los abogados de Anna Chiara del Boca, se podría plantear otra causa ante la justicia electoral, para solicitar el desafuero de Granata por “inhabilidad moral”.

Como respuesta a las acusaciones, Granata respondió que se trata de “una denuncia televisiva”, que “todo lo que se dice es mentira” y que ella misma se presentó en forma espontánea ante la justicia, para que se determine si ella tiene rasgos psicológicos o psiquiátricos que indiquen que puede ser una persona proclive a cometer hechos de abuso sexual infantil.

Con información de Página 12

Compartí la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *